Paddock Marca

Santander

Banner TOP
Destacado

Los 10 milagros de Alonso en Ferrari

Los 10 milagros de Alonso en Ferrari

La salida de Fernando Alonso de Ferrari supone el final de un ciclo. Cinco años cargando sobre sus hombros el peso del Cavallino Rampante que tocan a su fin. Repasamos algunas de las actuaciones más destacadas del asturiano de rojo.

1. Silverstone 2010, levantando a las tropas. Con el título a 47 puntos, el pesimismo se apoderaba de los italianos, que recibieron un mensaje por radio: "Bien, chicos, mantener vuestra cabeza alta. Ganaremos el Mundial. Sea cuál sea el resultado habéis hecho un buen trabajo este fin de semana. ¡Vamos! hay mucho tiempo y vamos a poder remontar". Ferrari se levantó y Alonso remataría la faena, plantándose en Abu Dhabi como máximo favorito al campeonato. El triste final del cuento es ya conocido.

2. Valencia 2012, la victoria imposible. Button, Di Resta, Maldonado, Hulkenberg, Webber, Senna, Schumacher y Grosjean cedieron ante el empuje del español, que galoparía imparable hacia el triunfo desde la decimoprimera plaza en parrilla. Se rompía la racha de siete ganadores distintos en las siete primeras pruebas, con el piloto de Ferrari líder del mundial. Todo, ante su publico.

3. Corea 2010, homenaje a la supervivencia. Yeongam ofreció unas condiciones muy precarias a los participantes, retrasando más de una hora el inicio de la cita. Webber terminó contra el muro, mientras que la mecánica dejaría tirado a Vettel. Alonso conquistaba su quinta carrera con el escudo del Cavallino, tras sortear accidentes, escasa visibilidad y un mal pit-stop, que le obligó a pasar a Hamilton en pista.

4. Silverstone 2013, locos a la carrera. La salida del coche de seguridad en los compases finales provoca la revolución. El asturiano sale de boxes octavo, adelantando cinco coches en cinco giros y sube al podio. La exhibición tuvo demostración de reflejos incluida, al esquivar trozos del neumático de Sergio Pérez.

5. Hockenheim 2012, el fin de semana perfecto. Pole en agua ante los todopoderosos Red Bull y victoria en seco, con un catenaccio de 67 vueltas sujetando a dos galgos como Vettel y Button, que viajaron toda la carrera colgados de su alerón trasero. “Sabía que tenía que concentrarme, especialmente en la curva 6, defendiendo mi posición mediante el KERS. Después, en el tercer sector no había espacio para adelantar. He intentado todo lo posible gestionar los neumáticos en todo momento”.

6. Malasia 2010, remontada…con problemas. “Fernando ha hecho una carrera extraordinaria, si consideramos que desde la vuelta de formación tenía un problema de cambio en las reducciones. Conducir en esas condiciones era una proeza”, resumía Domenicali.. Una progresión (del 19º al 9º) cortada por la fiabilidad, que dijo basta en el tramo final del Gran Premio. Ferrari comenzaba a tomar nota de las cualidades de su nuevo fichaje, que a pesar del contratiempo conseguía la segunda vuelta más rápida de la prueba.

7. España 2013, el día para romper la estadística. Partiendo desde la quinta plaza el triunfo parecía una quimera. Las características de Montmeló, poco propicio para el adelantamiento y los precedentes (nadie conocía la victoria a partir del tercer puesto) no acompañaban. El buen ritmo del F138 y su destreza al volante, permitieron a Alonso ser profeta en su tierra por tercera vez.

8. Singapur 2013, salida de videojuego. El español logró escalar cuatro posiciones en los primeros metros, en un circuito donde la primera curva está a la vuelta de la esquina. Massa, Hamilton, Webber y Grosjean sucumbieron en una maniobra de 8 segundos. De séptimo a tercero, sellando el quinto podio en el trazado nocturno. Asfalto de piloto.

9. Malasia 2012, un coche convertido en barca. La lluvia transforma el Gran Premio en una locura, en la que permanecer en pista supuso un verdadero reto. Alonso pasó de piloto a marinero, logrando llevar a la victoria un monoplaza que sólo pudo marcar el séptimo mejor registro. Del “minimizar daños”, tan típico de los italianos estos años… a saborear el champán. Su compañero terminaría a más de un minuto.

10. Hungría 2014, el sueño de una tarde de verano. Su último gran regalo al Cavallino Rampante. Con el piso mojado, el talento volvió a imponerse a la máquina y el asturiano tomaría el mando de la prueba. Tras domar con maestría a Hamilton y mimar unos neumáticos con 30 vueltas, lo imposible fue convirtiéndose en real. A dos giros del final, Ricciardo desvelaría a los tifosi del sueño, aunque la proeza ya estaba hecha. Segundo puesto que supo a gloria, en un coche que Niki Lauda calificó como una m…

El matrimonio se divorcia después de una etapa que no cosechó los triunfos esperados. Ferrari encumbró todavía más a Fernando y éste les ha regalado exhibiciones memorables, que ya forman parte de la historia de la Fórmula 1. Tal vez en el futuro… la mágica escudería y el piloto de dibujos animados vuelvan a encontrarse.

Andres G-Bengochea (@Subvirajef11)

Compártelo en Google Plus Compártelo en Linkedin
Banner Cintillo